viernes, 7 de noviembre de 2008

Avenc del Llest, reequipamiento de la sima.

El Avenc del Llest se abre en la Serra de l'Obac (Sant Llorenc; del Munt, Barcelona), en las cercanias de la confluencia., del Torrent de la Coma d'En Vila con el afluente que desciende del Coll Est de la Bassa Nova. Precisamente en dicha confluencia nace la pequeña Font deIs Traginers, desde la que un empinado sendero permite alcanzar la boca de la sima, situada a unos 150 m. en dirección N. y a una cota de 860 m. sobre el nivel del mar.
Dos son los accesos más recomendables para, llegar a la cavidad. El primero de ellos desde La Mata por el Coll de Garganta Y La Bassa Nova, y el segundo desde las proximidades del km: 11 de la carretera Terrassa-Mura
(Revolt de l'Alzina del Salari) por el antiguo camino "deIs Graons de Mura". Exigen para su recorrido, a pie, unos 25 minutos, salvando ambos la distancia con escasos desniveles.
ESPELEOMORFOLOGIA
a) Pozo de entrada.
La boca de la cavidad es de grandes proporciones (2 m. por 10 m.), y, al igual que todo el pozo, se halla estructurada sobre una magaclasa N 45 E. El extremo SW. aparece vertical y formado por la masa de conglomerados, mientras que el extremo NE. se halla constituído por una rampa de 40° de inclinación, formada por materiales inestables (cantos y arcillas) retenidos por la megaclasa. En diversos puntos, la abertura intercepta formas torrenciales embrionarias, que provocan un pequeño drenaje actual.
El pozo de entrada se hunde verticalmente, conservando la misma orientación,
hasta los -18 m. En diversos puntos del mismo aparecen localizados signos de erosión. A 4 m. sobre el fondo, en el extremo SW., se aprecia un antiguo aporte hídrico fosilizado por la litogénesis: la, propia colada fosilizante, que aparece muy decalcificada, presenta signos de erosión.El piso del pozo (que no es más que el inicio de la gran rampa que, con una inclinación media de 30°, presenta un desarrollo de 44 m.) se halla constituido por brechas y cascajos, mezclados con una proporción variable de arcilla.
b) Zona intermedia.
Se inicia en forma de estrecha galería (1,5 m. de anchura), que, después de un ligero ensanchamiento progresivo, se expansiona bruscamente en una sala de 37 m. de longitud, por 17 m. de anchura y una altura máxima de 11 m. Debido a una inflexión del rumbo de la megaclasa., al que se ha sumado un efecto que describiremos más adelante, la orientación de la sala sufre una torsión hacia el N. Cabe remarcar asimismo que la estructuración de la, sala con respecto a la megaclasa presenta una marcada asimetría, desarrollándose la segunda cercana al límite occidental de la oquedad (ver las tres secciones N 45 W S 45 E). Al poco de iniciarse la galería de entrada se aprecian, acuñados entre sus paredes, bloques formados por masas quimiolitogénicas, recementados y sujetos con posterioridad a una acción erosiva. Asimismo, apenas se entra en la gran sala se encuentran, al SE., diafragmas estalagmíticos suspendidos, con un total vaciado de los productos subyacentes.
El piso en rampa presenta un aumento progresivo, en función de la profundidad, del tamaño de los materiales clásicos que la forman. Sobre los mismos se ha desarrollado una colada quimiolitogénica, afectada por los movimientos de solifluxión de los subyacentes, que han llegado a producir
importantes cabalgamientos (6) entre distintos fragmentos de la costra litoquímica. Apenas se entra en la sala se aprecia, hacia su expansión oriental, una pequeña terraza labrada por el agua en los sedimentos arcilloso-ca1cáreos que ocupan tal porción.
La gran rampa termina sobre una superficie rigurosamente horizontal (de unos 20 m"), ocupada por una mezcla de escasos cantos de pequeño tamaño, con arcillas y cemento ca1cáreo, índice de una reducida zona lacustre (punto -40 m.).
El extremo N. de la cavidad presenta un aspecto caótico, hallándose su piso ocupado por bloques de gran tamaño (ver sección NW. SE.). El punto terminal se halla constituido por una muy inclinada rampa, ocupada por una colada litogenica que fosiliza pretéritos aportes.
Desviándose ligeramente al E. del extremo descrito, y tras ascender por una muy desarrollada colada estalagmítica en fuerte rampa, se desemboca en una pequeña cavidad que presenta un cierto caracter fusiforme.
La citada colada, apenas entrados en la, nueva oquedad, se resuelve en una serie discontinua de diafragmas estalagmíticos suspendidos sobre el varío (en algunos puntos, el piso se halla 2,5 m. debajo de ellos).
Todo el conjunto que acabamos de describir presenta gran profusión de estalactitas y estalagmitas. Se aprecian dos procesos reconstructivos: al primero pertenecen las estalactita s mayormente desarrolladas asi como todas las formas estalagmíticas
(de hasta 2 m. de altura); el segundo, muy localizado, las escasas isotubulares de color blanco. El primer proceso es sincrónico con el desarrollo de las coladas litogénicas que hemos descrito anteriormente. Cabe indicar que la localización de las formas reconstructivas axiales y de las banderas típica de las cavidades del karst de conglomerados (1) (2), se aprecia perfectamente en toda la gran sala del Avenc del Llest. Algunas formas columnares, rotas por movimientos diferenciales entre sus puntos de apoyo y soldadas luego por la propia litogenesis, presentan expansiones en forma de cilindro tabular perfecto, de bases paralelas a la superficie de rotura y sobresalientes algunos centímetros.
e) Pozo terminaL
Se halla constituido por un verdadero laberinto vertical, desarrollado entre un acúmulo caótico de materiales clásticos, que desciende hasta -59 m., punto de máxima profundidad de la sima. Las múltiples entradas se hallan situadas en la porción W. de la sala terminal, hallándose algunas de ellas parcialmente limitadas por la pared de la misma.
Algunos de los bloques presentan localizados signos de erosión.
(Oscar Andres Bellet y Joaquin Montoriol Pous, Instituto de Geologia de Oviedo 1960.)
Reequipamiento del Avenc del Llest.
Miembros del GES-CMT, reequipan el avenc del Llest con 15 tensores de la marca Fixe, con botellas de epoxi y sicadur 31. Esta iniciativa es tomada, por que dicho avenc es un clásico de la montaña de Sant Llorenç del Munt, muy visitado por la gente e ideal para la realización de cursos de iniciación o escuela. Por este motivo se han equipado cuatro vías totalmente independientes con reinstalaciones, fraccionamientos y desviadores.El GES-CMT y sus miembros declinan cualquier responsabilidad, causada por la mala utilización de este equipamiento y recordamos que el uso de estas instalaciones, son bajo responsabilidad de quien las use.

2 comentarios:

Tony melenas dijo...

No había visto el trabajo que realizásteis, enhorabuena.
De haberme enterado antes, os habría comentado un hallazgo que hice en el "piso superior" por si queríais mirarlo y documentarlo.
Es un agujero que abrí que da paso a una salita con otro paso forzado hacia una diaclasa muy estrecha, que curiosamente comunica con la sala principal, a través de un agujerito al lado de las estalagmitas del pricipio.
Si queréis puedo hacer un croquis.
Un saludo.

R,Ruiz dijo...

seria genial lo que comentas de esa forma se puede tener un trabajo mas completo, te dejo mi mail por si quieres mandar el croquis que comentas y la descripción y lo colgare en el bloc.
trinchi88@gmail.com