sábado, 19 de abril de 2008

Fernand Petzl


El nombre Petzl está asociado a arneses, linternas frontales, cascos, ascensores y, más específicamente a equipo de espeleología. Petzl, la compañía más importante en el mundo de este tipo de equipo, perdió a su fundador a los 91 años: Fernand Petzl, espeleólogo recalcitrante e inventor, con una larga y brillante trayectoria deportiva tras él. Desde los 17 años, Fernand Petzl, dedica gran parte de su tiempo libre a explorar la Dent de Crolles, en la Chartreuse, a dos pasos de la actual sede de la empresa Petzl. De la exploración de los 17 primeros kilómetros de galería, en 1.936, hasta la primera travesía integral en 1.952 (en 30 horas, del P40 a la Cueva de Guiers Mort), la Dent de Crolles no tenia secretos ni para él ni para su compañero de aventuras Pierre Chevalier. En 1956 llegó al fondo de la Sima Berger que, con sus -1122 metros se convirtió en la caverna más profunda del mundo por entonces.

En esa época el material era rudimentario, procedente de las técnicas alpinas; pitones para los anclajes y rápeles penosos con la cuerda rozando el muslo y la espalda. Autodidacta, Fernand Petzl, es modelista mecánico de formación. Desde su taller, busca, sin descanso, soluciones a los problemas que plantea el mundo vertical, ¿Su método?, lo resumía así: “1% de inspiración y 99% de transpiración”. Pero Fernand Petzl era más inquieto que eso. En 1942 se interesó en probar una cuerda de nylon para espeleología y escalada. En un deporte recién nacido, todo estaba por inventarse y los problemas que planteaban las nuevas exploraciones eran entonces insuperables con el equipo que se tenía entonces: escalas, cuerdas de cáñamo y linternas de minero.

Activo en numerosos campos, Fernand Petzl se vio de repente al frente de la invención de equipo espeleológico gracias a su facilidad para habilitar equipo con características básicas: fácil de colocar y fácil de usar. Durante doce años, la exploración de la Dent de Crolles, en la época la mayor red de galerías subterráneas (37 kilómetros exploradas en ese momento), se convierte en un excelente terreno para poner a prueba las innovaciones diseñadas en su taller. Fernand es el primero en utilizar sus inventos, y sus amigos, los espeleólogos, los primeros en beneficiarse de ellos.

En la década de los 50, dirige la exploración del “Everest de las Profundidades”, la Grouffe Berger, en el Vércors, donde se ponen a prueba algunas de sus creaciones y se sobrepasa la mítica cota de los –1.000 metros. Estos prototipos necesitaban de algo básico: probarlo y creer en él. El equipo fue probado poco a poco pero básicamente eran pruebas personales de equipo que él mismo necesitaba. En 1.975 se funda la empresa Petzl. Desde su taller, trasladado en su sitio actual, Fernand, y sus hijos fabrican puños y bloqueadores, los shunt, poleas y las linternas frontales que son tan esenciales hoy en día para alpinistas, espeleólogos y aventureros del mundo entero. De hecho, las técnicas de progresión por cuerda significan una verdadera revolución de nuestra actividad; se acabaron las escaleras y ... se da paso a la cuerda. Construyendo la historia de la Dent de Crolles, Fernand Petzl también escribió una página en la historia de la espeleología y el mundo vertical. Fernand se ha ido, pero cada vez que exploramos una cueva, abrimos una nueva vía o ascendemos una montaña, un poco de su espíritu de aventuras nos acompañará.


FERNAND PETZL. 1912 - 2.003

No hay comentarios: